Van den Eynde: "La tranquilidad del juicio es muy artificial. Tendremos que romper la baraja"

El abogado de Junqueras y Romeva acusa al tribunal de "recortar el derecho a la defensa"
Van den Eynde: "La tranquilidad del juicio es muy artificial. Tendremos que romper la baraja"

Van den Eynde: "La tranquilidad del juicio es muy artificial. Tendremos que romper la baraja"

El abogado de Junqueras y Romeva acusa al tribunal de "recortar el derecho a la defensa"
Josep Maria Camps Actualizado
TEMA:
Juicio "procés"
El abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde, en la entrevista a "Els matins" de TV3

El abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde, en la entrevista a "Els matins" de TV3

El abogado encargado de la defensa de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde, no se opone al hecho de que el juicio no se suspenda si coincide con la campaña electoral porque "no hay mucho margen", puesto que se alargaría la estancia de los acusados en prisión.

Entrevistado este lunes en el programa de TV3 "Els matins", el abogado ha expuesto que no hay ninguna ley que lo especifique, pero que este tipo de juicios acostumbran a suspenderse cuando hay un proceso electoral en marcha.


"Habrá una interferencia constante"

En cuanto a lo que puede pasar si el juicio finalmente se solapa con la campaña, el abogado se ha mostrado convencido de que habrá interferencias, sobre todo porque a Vox le interesa que las haya:

"Desde fuera se utilizará, y también desde dentro. No por nosotros, porque nuestros clientes ya habrán declarado, pero tengan en cuenta que hay un partido político que está haciendo la acusación. Por lo tanto, ya se pueden imaginar que en cualquier intervención aprovechará para hacer campaña. Por consiguiente, habrá una interferencia constante de fuera hacia dentro y de dentro hacia fuera."

Según Van den Eynde, Vox ha conseguido mucho rédito electoral por ser acusación en este juicio, y se ha mostrado convencido de que no cambiarán de estrategia.

 

 

Marchena quiere aparecer como "garantista"

También ha acusado a Manuel Marchena, presidente del tribunal, y a los abogados de Vox de "teatralizar" sus diálogos:

"Cuando Marchena no da la razón a Vox, Vox no protesta, que es la fórmula técnica que tenemos los abogados cuando no nos dan la razón. Por lo tanto, me parece un debate un poco artificial, casi como si estuviera prefabricado: el tema de los lacitos, el tema de las preguntas, como si fuera una teatralización para que el tribunal pueda tomar una decisión que lo sitúe simbólicamente en un terreno como garantista."

El abogado ha asegurado que dejar bien al tribunal y a las otras acusaciones es una estrategia de Vox, sea "por simpatía", "por naturaleza" o "por inercia":

"El extremismo lo que hace es situar lo que ya era extremo en una posición casi moderada."


"Romper la baraja"

En este sentido, Van den Eynde ha expuesto que las defensas tienen más margen para contrarrestar lo que han ejercido hasta el momento, pero Marchena se lo ha impedido.

El abogado ha asegurado que se plantean romper con la "tranquilidad artificial" con la que se está desarrollando el juicio:

"Esta tranquilidad del juicio es muy artificial, porque nosotros tenemos derecho a intervenir más, como en algún momento pasó, cuando resolvieron las cuestiones previas, que yo creo que nosotros como defensa tenemos el derecho a explicar por qué estamos en contra de esta decisión y no nos dejaron."

"En el momento en que los abogados vemos la limitación del derecho a la defensa porque no nos dejan hablar, es inaceptable, en ese momento, nosotros tendremos que romper la baraja. Quizás a través de plantear incidentes por escrito que obliguen al tribunal a resolver las cosas. Lo que no podemos hacer es que simplemente porque nos corten el micro dejemos de defender a nuestros clientes." 

 

 

 

Romeva tampoco responderá a la Fiscalía

Al preguntarle si este martes el exconseller de Acción Exterior Raül Romeva responderá las preguntas de la Fiscalía, Van den Eynde ha dicho que no lo revelaría hasta el momento de la declaración.

Sin embargo, ha admitido que la decisión está tomada desde hace mucho tiempo, y ha dado a entender que hará lo mismo que Junqueras:

"Hace un año que estamos pensando en eso, no lo hemos decidido hace una semana, aunque hacemos ver que lo hemos decidido en el último momento, para que los periodistas me dejen de llamar 250 veces al día. Hace un año que lo hemos decidido."

"El primer día ya tomamos esta decisión, y fue una decisión consensuada. Junqueras y Romeva creen que, como representantes políticos, no pueden simplemente entrar en el juego de determinadas acusaciones."

El abogado ha expuesto que no pueden responder a una acusación que se basa en un "relato artificial e inventado" de "una insurrección violenta y armada".


La "influencia psicológica" de Junqueras

En este sentido, ha defendido que Junqueras no se equivocó en no responder a la fiscalía y en no entrar en detalles, porque la acusación que se le hace no es detallada:

"La acusación que se hace a Junqueras es ser el líder de un movimiento en el que ha dado una influencia psicológica sobre la población para lanzarla contra el estado. Más allá de repetir 20 veces que votar no es un delito y que la orientación de toda su acción política es pacífica, no sé que hace falta más rebatir."

En este aspecto, ha considerado que la defensa de Joaquim Forn entró en más detalles porque se le acusa de hechos mucho más concretos.

 

TEMA:
Juicio "procés"