Un guardia civil compara el 20S en Bigues i Riells con el conflicto vasco

Dos otros agentes describen como una "ratonera" la salida del registro de Unipost en Terrassa del día anterior
Un guardia civil compara el 20S en Bigues i Riells con el conflicto vasco
Madrid

Un guardia civil compara el 20S en Bigues i Riells con el conflicto vasco

Dos otros agentes describen como una "ratonera" la salida del registro de Unipost en Terrassa del día anterior
Josep Maria Camps Actualitzat
TEMA:
The benches of the accused, this Thursday at the Supreme Court

The benches of the accused, this Thursday at the Supreme Court

El quinto y último testigo de la sesión de la mañana de este jueves en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo ha sido el del agente identificado con el número de TIP S17971T.

Este agente hizo un informe fotográfico de la nave de Bigues i Riells, donde la Guardia Civil encontró 10 millones de papeletas del referéndum.

Según dijo, cuando tenían que irse del lugar, el secretario judicial les pidió que se quitaran los chalecos que les identificaban como guardias civiles, porque la gente concentrada en el exterior estaba muy alterada.
 

El fiscal Jaime Moreno, junto a Consuelo Madrigal, este jueves durante los interrogatorios en el Tribunal Supremo

Respondiendo a preguntas del fiscal Jaime Moreno sobre este tribunal, el testigo se ha aventurado a comparar la situación con el País Vasco, y el presidente del tribunal, Manuel Marchena, le ha cortado:

Moreno: "¿Esta persona les expresó a ustedes, aparte de eso, si tenía miedo? No si usted percibió si lo tenía, sino si él les dijo a Ustedes que lo tenía…"

Agente S17971T: "Sí, así es. Recuerdo que nos dijo: 'Por favor, ¿tiene algo para taparme la cara? Porque no quiero que me reconozcan.' Y un compañero, el cabo, le dio un pañuelo y con el pañuelo se tapó la cara."

Moreno: "O sea: ¿iba tapado?"

Agente S17971T: "Sí, se tapó completamente la cara porque tenía miedo. Es que... vaya, era para tenerlo, porque allí la gente estaba bastante exaltada. Yo, la verdad es que no he vivido el conflicto vasco, gracias a Dios, pero mis compañeros veteranos me han dicho que los principios del conflicto vasco se parecían mucho. De la gente... "

Marchena (le interrumpe): "Hacemos otra pregunta, por favor."

Agente S17971T (continúa): "... el odio, la cara de odio que tenían."

Marchena (le corta): "Otra pregunta, por favor."

 

Dos testigos del registro en Unipost

El tercer y el cuarto agente de la Guardia Civil que han declarado participaron en el registro a la empresa Unipost en Terrassa el 19 de septiembre de 2017.

Preguntado por el mismo fiscal, Jaime Moreno, el agente H12669K explicó que no les fue necesario registrar demasiado, porque se encontraron las cajas justo al lado del muelle de carga de la empresa.

El testigo explicó que dentro de las cajas encontraron sobres para enviar a los miembros de las mesas electorales del referéndum del 1-O:

"Eran sobres blancos, (y) en la parte superior izquierda (contaban) con el logotipo de la Generalitat. Y el sobre tenía una ventanilla transparente, plástica, donde se veía el nombre de una persona física, una dirección, un código postal y una localidad."

El agente explicó que mientras estaban allí se concentró mucha gente en el exterior que les insultaba y cantaban:

Agente H12669K: " ondeado esteladas, gritaban, cantaban, estaban sentados en el suelo... Tenían una urna de cartón, la ponían allí, entre la gente…"

Moreno: "¿Había insultos?"

Agente H12669K: "insultaban..."

 


La "ratonera" de la calle en obras

Este testigo ha asegurado que, cuando tuvieron que irse, los Mossos d'Esquadra que se encargaban del operativo de seguridad exterior les llevaron a "una ratonera":

"Cuál fue la sorpresa, o al menos la mía, que, en vez de seguir recto, giramos la siguiente calle a la izquierda, que era por donde estaban todavía aglomeradas las personas que habían desalojado al principio."

"Y nos meten por una calle que estaba completamente en obras, con todo completamente levantado. Había zanjas que estaban cubiertas con chapas de hierro, con vallas, escombros..."

"La sorpresa es que vemos que nos meten en una calle donde... en una ratonera."

Repreguntado por el fiscal si lo había considerado "una trampa" de los Mossos, el testigo se ha limitado a decir que fue "inédito".

El agente dijo que la gente concentrada les siguió por esa calle y que hubo momentos en que la gente "estaba directamente pegada la cara al cristal del coche".

También aseguró que había personas que levantaban las chapas del suelo para que sus vehículos cayeran dentro de la zanja.
 

"El reflejo del odio"

Lo que impresionó más al agente H12669K fueron las "caras de odio" de la gente:

"La sensación que viví... porque en la cara de muchas de las personas que había allí, vi por primera vez en mi vida profesional el reflejo del odio. Lo vi en la cara de aquella gente."

Preguntado por Jordi Pina, abogado de Rull, Turull y Sánchez, este agente ha admitido que la gente concentrada no intentó entrar en Unipost mientras ellos estaban haciendo el registro.

También ha admitido que no necesitó tratamiento psicológico por la impresión que le habían hecho las "caras de odio" que había visto entre los concentrados.
 

Jordi Pina, abogado de Rull, Turull y Sànchez, este jueves en el Tribunal Supremo


"No había visto algo igual en mi vida"

Un relato muy similar ha hecho el siguiente testigo, el guardia civil con número de TIP S00885Q, que también participó en ese mismo registro en Unipost. Este agente ha explicado que los concentrados cortaron la calle en ambos sentidos.

A preguntas del fiscal, el testigo ha asegurado que nunca había visto "algo igual":

"De todo tipo: insultos, amenazas, cánticos, grabaciones de todo tipo. Incluso frente al parking recuerdo que pusieron una cámara de televisión, no sabíamos dónde meternos para que no salieran nuestras imágenes. Fue de todo. Yo no había visto algo igual en mi vida."

El agente S00885Q también ha descrito como una "ratonera" el camino por el que les llevaron los Mossos cuando salieron:

"La verdad es que cuando llegamos... fue una ratonera. Cuando llegamos a la calle, nos encontramos que era una calle súper estrecha, en obras y con todas las facilidades del mundo para impedir el paso, nuevamente, a la comitiva judicial. "

 

Veinte minutos en la "ratonera"

Este testigo ha afirmado que los concentrados tiraron al suelo las vallas que allí había, que estuvieron 20 minutos parados en la calle en obras, y ha asegurado que "cada coche que pasó por allí cayó en la zanja".

También ha explicado que los Mossos "colaboraron" con los guardias civiles, "utilizando la fuerza para echar a la masa" para poder pasar.

El agente dijo que la gente no sacudió los vehículos, pero sí que los grababan con los móviles y se taparon la cara para que no se les viera.

 

ARXIVAT A:
Juicio "procés"