Pina niega rebelión y sedición: "No son alzamientos. Son protestas y manifestaciones"

El alegato final del abogado de Sànchez, Turull y Rull recuerda que ni el Rey ni Pedro Sánchez, entonces jefe de la oposición, hablaron de rebelión después del 1-O
Pina niega rebelión y sedición: "No son alzamientos. Son protestas y manifestaciones"
Madrid

Pina niega rebelión y sedición: "No son alzamientos. Son protestas y manifestaciones"

El alegato final del abogado de Sànchez, Turull y Rull recuerda que ni el Rey ni Pedro Sánchez, entonces jefe de la oposición, hablaron de rebelión después del 1-O
Irene VaquéActualizado
TEMA:
Juicio "procés"
Pina niega rebelión y sedición: "No son alzamientos. Son protestas y manifestaciones"

El abogado Jordi Pina, durante el alegato final del juicio del 'procés', en el Supremo

No es alzamiento, es protesta. Este es de los principales argumentos que el abogado Jordi Pina, que defiende Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, ha esgrimido en su alegato final en el juicio del "procés".

Pina, que ha intervenido durante casi las tres horas de las que disponía -una por defendido- ha cuestionado los argumentos de la Fiscalía con el planteamiento de que no ha podido situar "cuando se dio el alzamiento público" y que se han etiquetado con esta categoría lo que son "protestas" y "manifestaciones" en desacuerdo con una actuación judicial:
 

"No son alzamientos, son protestas, manifestaciones. Me sorprendía el Ministerio Fiscal cuando decía que se estaba cuestionando la actuación de los jueces. Pues sí, todos los ciudadanos tenemos derecho a protestar contra sus resoluciones, que no les sepa mal. Los que tenemos la suerte de estar en un Estado donde podemos decir lo que no nos gusta, con educación y respeto pero con contundencia, esto es la sana crítica.

"Y de jueces hay muchos, y que han prevaricado también hay, aunque nos pese."


Pina ha recordado también las palabras de  Pedro Sánchez y del rey Felipe VI después del 1-O que, según ha remarcado, evidencian que no hubo ninguna rebelión en Cataluña:
 

"Que no pasó nada relevante que pudiera implicar rebelión se ve con un tuit del entonces jefe de la oposición Pedro Sánchez aquel día: 'Quiero dejar claro el desacuerdo con las cargas policiales. Deseo la rápida recuperación de los heridos. Y exigiremos responsabilidades a los que han ordenado las cargas.' Lo dijo el actual presidente del gobierno en funciones. Si hubiera sido un periodo dantesco de rebelión, ¿habría hecho este comentario?


Este es el tuit en cuestión:


En el caso del monarca, Pina ha dicho que el discurso del 3-O no habla de rebelión:
 

"En su discurso, el rey no habla de rebelión, habla de reponer el orden constitucional. No habla de situación de violencia. Nadie percibió, esta es la realidad, lo que el excelentísimo señor fiscal entiende como golpe de estado. La resistencia pasiva de los ciudadanos es incompatible con el concepto de alzamiento público."

 


Pina ha mencionado que el 1-O se habilitaron más de 2.000 colegios donde votar, y "solo en una treintena  hubo algún mínimo incidente". El letrado ha apuntado que el clima en Cataluña es "de paz" a pesar de lo que digan algunos:
 

"En Cataluña hay paz. Que se sepa, por más que lo digan medios de comunicación o políticos que intentan dibujar este escenario y que sólo quieren la confrontación."


Prueba de esta paz, ha añadido, es que, también en otoño del 2017, ha habido en Cataluña manifestaciones a favor de la unidad de España: "¿A alguien le cabe en la cabeza que en un periodo insurreccional, donde los rebeldes secesionistas están copando la sociedad catalana, se permita sin el más mínimo incidente que miles de ciudadanos contrarios a la independencia puedan libremente manifestarse por las calles de Barcelona?".

También ha reprochado al fiscal que hable de una "rebelión diferente", cuando los delitos "son los que están tipificados en el Código Penal". "Nunca oímos homicidio diferente o agresión sexual diferente", ha destacado.

En este sentido, se ha preguntado si la violencia que requiere el delito de rebelión pueden ser "escupitajos" o "un discapacitado que pega patadas contra gente en el suelo":
 

"Como se dice en Cataluña, " ja toquem el moll de l'os" [Ya tocamos el extremo]. ¿Qué tiene que ser la violencia? La violencia, en un delito que tiene las penas que tiene, ¿de verdad tiene que ser la violencia que nos proclama el señor fiscal? La violencia para alcanzar la separación de una parte del territorio de un país son unos escupitajos, un lanzamiento de una valla, 3 piedras que caen sobre un estanco y algún discapacitado que lanza unas patadas contra unas personas que están en el suelo? ¿Esa es la violencia necesaria para doblegar al Estado? ¡Por el amor de Dios!"


El abogado ha hecho notar que, en el Código Penal, se habla de armas, combate, tropas, fuerza armada o fuego.

 

Todos los acusados, excepto Junqueras, siguiendo el alegato de Pina desde los bancos del centro de la sala


Pina ha añadido que en los cuatro meses de juicio "si algo hemos aprendido es que estos señores [los acusados] son gente de paz" y que, en todo caso, la violencia del 1-O fue la de los "policías que no supieron estar a la altura":
 

"¿Cómo se les puede atribuir a ellos que sean los instigadores de conductas violentas? La violencia, y me sabe muy mal, nació y se creó el día 1 de octubre en aquellos lugares donde algunos funcionarios policiales y algunos cuerpos de seguridad del estado no supieron estar a la altura."


De hecho, ha afirmado que las acusaciones no han podido acreditar que los ciudadanos pegaran a policías el 1-O: "El fiscal Zaragoza hablaba de choques. Lo ha visto la sala. Nos hemos aburrido dos días viendo vídeos. ¿Dónde están las personas pegando a policías?


El "ridículo" de las acusaciones

Pina ha refutado las acusaciones de malversación y organización criminal con la enumeración de pruebas como el documento "Enfocats", la agenda Moleskine o el registro catalanes en el exterior, y ha considerado "ridículo" que se engloben en la causa:
 

"Estamos hablando del Carné Joven. No sé si existe en Madrid, pero es para la juventud. Para poder ir al McDonald's con medio euro. Estamos hablando de esto, y lo vincula con el referéndum. Los campamentos de verano, las colonias de verano. Las bibliotecas. Una cosa es que te digan que busques cosas para el referéndum y otra es hacer el ridículo."


Sobre el "Enfocats", que ha definido irónicamente como el "Santo Grial del independentismo", ha manifestado que "nadie tiene idea de qué es", ni tampoco los guardias civiles hicieron "ni una sola mención" que hubiera circulado entre los acusados. "Apliquemos el sentido común. Si nosotros parimos un documento, ¿no lo haremos circular entre nosotros?", se ha cuestionado.

Y respecto del anuncio de las vías del tren, ha implorado a la fiscal Consuelo Madrigal que le crea cuando dice que no tiene "nada que ver con la campaña civismo":

 

"Lo juro. Créanme. No sabemos ya que más hacer, ya no podemos hacer más. No tiene nada que ver. Había un convenio con la CCMA. No hubo lucro cesante. Señora fiscal, con todo el cariño y todo el respeto que le profeso: no vale más dinero un anuncio político que uno de no político. No es cierto. Es radicalmente falso. Por lo tanto, no intente confundir al tribunal con cosas que no son."

 

Los fiscales Consuelo Madrigal y Fidel Cadena escuchando las palabras de Pina


En el caso de Unipost, Pina ha remarcado que "es falso" que ciudadanos recibieran cartas llamándolos a formar parte de mesas del 1-O. "Y la fiscal lo dijo, sin rubor. Si hubiera sido así, ¿no habrían traído aquí la prueba?", se ha preguntado. Pina ha sido tajante al afirmar que no  hubo "encargo, factura ni gasto" con Unipost:
 

"El servicio postal de Unipost para el 1-O no se prestó. Y si algo ha quedado claro en este juicio es esto. No hubo ni encargo, ni factura, no hubo pago, no  hubo obligación ni compromiso de gasto, no hubo afectación al presupuesto de la Generalitat y no  hubo prestación del servicio. ¿Y se sigue imputando a Jordi Turull casi un millón de euros de Unipost? Por el amor de Dios."

 

Interactivo relacionado: Las claves del juicio del "procés"

 


"¿Es normal ir a cometer un delito de sedición y comunicarlo?"

Jordi Pina ha puesto en cuestión las pruebas que alega la Fiscalía contra el expresidente de la Asamblea Nacional para situarlo cómo uno de los líderes de la rebelión. En concreto, la hoja de ruta de la ANC del 2016 que, ha subrayado, no mereció ninguna pregunta en el interrogatorio del fiscal a su cliente y ahora aparece en el informe final: 
 

"No puede ser que sirva de argumento para acusar y condenar a una persona un documento que está en la causa del que no se ha hecho la más mínima pregunta al acusado. Es romper las reglas del juego y causa una evidente indefensión." 


También ha defendido que el 1-O Jordi Sànchez era "un ciudadano más" porque no había recibido ningún requerimiento del TSJC ni del Constitucional. "No le den más vueltas. El referéndum lo convocó y organizó el govern de la Generalitat y el señor Puigdemont. No Jordi Sànchez ni la ANC", ha afirmado. 

Sobre el 20S, el letrado ha manifestado que, durante toda la jornada,  hubo "llamamientos a la calma" y "nada que incitara a la violencia". Pina ha explicado que, en una concentración con 20.000 personas, no se estropeó "ni una papelera" y ha ironizado:
 

 

"¿Es normal ir a cometer un delito de sedición y comunicarlo a las autoridades? Es lo que pasó. ¿Alguien ha visto que los que cometan el delito se personen y organicen actuaciones?"


Y ha lamentado los daños en los vehículos de la Guardia Civil puntualizando que son "la excepción" a un largo historial de manifestaciones pacíficas y cívicas del independentismo: 
 

"La ANC canaliza la fuerza de los ciudadanos a través de una asociación que, inmaculadamente, con la única y maldita, que la maldeciré toda la vida, excepción de aquellos 4 "esgarrapacristos" [alocados] que causaron indecentemente daños a unos vehículos de la Guardia Civil. Aquella actuación puntual, concreta, de unos desalmados han tirado por tierra años y años de civismo en Cataluña y me hacen defender 16 y 17 años de cárcel ante esta sala y sentir como acusan a mis clientes de ser unas personas violentas."

 

Pina ha admitido que el entonces diputado de JxCat  se puso "nervioso" o fue "altivo" en algún momento cuando trató con el responsable de la Brigada Móvil de los Mossos ante el Departament de Economía, pero se ha preguntado "si esto justifica solicitarle 17 años de prisión". 

El letrado ha acusado a la secretaria judicial del juzgado 13 de Barcelona, Montserrat del Toro, de haber mentido al tribunal, cuando habló de un "intento de asalto" a Economía, o dijo que "no se podían hacer cambios de guardia". Como mucho  había "abucheos", ha dicho. 

Pina ha recordado que se llegó a decir que se lanzaban aviones de papel, "y el que ha firmado un atestado con esto no se ha ni ruborizado". 
 

El tribunal, atento a las argumentaciones de Pina

"Indefensión" de Turull

El abogado ha recordado que Jordi Turull hace más tiempo que está en prisión preventiva que no que ocupó el cargo de conseller de la Presidencia.

Ha hecho notar que se le vincula con facturas que se pagaron "en marzo y en abril", cuando él no fue nombrado consejero hasta julio del 2017. Y ha defendido que no hay nada malo en el hecho que, a finales del 2016, Turull se reuniera con Marta Rovira o Raül Romeva, teniendo en cuenta la situación política de entonces en Cataluña:
 

"En esta vida hay mucho iluminado. Reuniones del 2016... ¿Cómo no se tienen que reunir? Los políticos se reúnen con los políticos. Los señores fiscales no nos han escuchado. Moción de censura, no se aprobaban los presupuestos. ¿No es razonable que [el Sr. Turull] se reuniera con sus homónimos para abordar algo tan importante?"


También ha denunciado la "indefensión" que les causa no saber "qué declaraciones son" de Turull que causaron "malestar en los Mossos", según dijo el fiscal Jaime Moreno. "La Fiscalía ha sido incapaz de aportar de qué entrevista o comentario estamos hablando".


16 años de prisión por la "chulería" de un tuit de Rull

En el caso de Josep Rull, el defensor ha ironizado diciendo que tendría que hablar de "derecho marítimo" porque la Fiscalía mantiene que no dejó atracar los barcos de los policías en el Puerto de Palamós. Pina cree que el juicio ha acreditado que esto no es cierto y ha atribuido a "una chulería" el tuit del conseller que se vanagloriaba:

"Cuatro meses de juicio no sirven para nada" ha lamentado. "Podrían decir que el tuit no les gustó pero que tiene razón, que el barco no atracó por razones técnicas. Hemos aportado los planos, que no cabían dos barcos. No sé que más podemos aportar", ha indicado. Y ha concluido que la Fiscalía se acoge a un tuit con "chulería" para solicitar 16 años de prisión para Rull:
 

"En realidad, lo que el Ministerio Fiscal está utilizando es lo que, permítanme, y discúlpame Josep, es una chulería en un tuit. "No hemos dejado atracar". Puede tener las interpretaciones que sean, pero de verdad que en pleno siglo XXI, en un estado democrático, ¿el Ministerio Fiscal  solicita 16 años de prisión a un señor por un tuit que dice que no ha dejado atracar un barco? Esto es gravísimo. Me haría reír si no fuera porque es tan grave.


Mensaje final a los defendidos 

Las últimas palabras de Pina han sido para sus defendidos: 
 

"Y las 3 o 4 últimas palabras, me permitirá que sean de agradecimiento a mis tres amigos. Josep, Jordi y Jordi, ha sido un honor, y, sea cual sea la sentencia, podéis estar muy tranquilos, que sois gente de paz."


Después de la intervención, el letrado ha solicitado por escrito la libertad Sànchez, Turull y Rull. 

TEMA:
Juicio "procés"