Los observadores creen que el Supremo "tiende a escuchar solo" el relato de violencia

Consideran también que "podría deducirse que el Tribunal tiende a escuchar únicamente el relato de la violencia alegada por las acusaciones" a partir del relato "de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado"
Los observadores creen que el Supremo "tiende a escuchar solo" el relato de violencia

Los observadores creen que el Supremo "tiende a escuchar solo" el relato de violencia

Consideran también que "podría deducirse que el Tribunal tiende a escuchar únicamente el relato de la violencia alegada por las acusaciones" a partir del relato "de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado"
Juli RodésActualizado
TEMA:
Juicio "procés"

Los observadores del juicio del proceso integrados en el International Trial Watch (ITW) destacan esta semana la negativa del presidente del tribunal, Manuel Marchena, de confrontar a los testigos con los vídeos que existen sobre los hechos que relatan. Los seis juristas autores del informe sobre la novena semana de juicio alertan de que la decisión de Marchena podría tener como consecuencia una "probable vulneración del artículo 6.3.d del Tribunal Europeo de Derechos Humanos" (TEDH) sobre la que ya habían advertido.

"Esta limitación ha tenido efectos especialmente preocupantes esta semana, en la que siguen declarando agentes policiales que niegan reiteradamente que hubiera desproporción en el uso de la fuerza y ​​la actitud de los concentrados. No poder confrontar en un mismo acto las declaraciones testificales con las imágenes grabadas de los hechos impide que afloren posibles contradicciones y, por tanto, tiene efectos directos sobre la valoración de la prueba por parte del tribunal."


El informe añade que "aunque el presidente de la sala insiste una y otra vez ante las protestas de los letrados EN que los videos se verán en un momento posterior", esto "les hará perder la capacidad probatoria con la que habían sido propuestos".

 


Construir un relato de violencia

El segundo aspecto de la novena semana de juicio destacado por los observadores es la insistencia y la coincidencia, por parte de los testigos policiales, de utilizar "palabras como "hostilidad", "miedo", "masa", "tumulto"," resistencia activa "," resistencia subversiva "o" barricadas humanas".

"Aunque se trata de valoraciones subjetivas, que en nada relacionan los acusados ​​con los hechos imputados, pretenden, por un lado, construir artificialmente (por la insistencia, reiteración y coincidencia) un relato de violencia."

"Por otra parte, denotan una concepción muy restrictiva del ejercicio constitucional del derecho de reunión que comparten, además de los policías declarantes, las acusaciones en la causa."


En este mismo sentido, los observadores destacan la negativa de Marchena "de aceptar preguntas sobre si la ciudadanía reunida ante los centros de votación ejercía legítimamente sus derechos fundamentales". Y añaden una advertencia:

"Podría deducirse que el tribunal tiende a escuchar únicamente el relato de la violencia alegada por las acusaciones y sustentada en las declaraciones de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado."


A pesar de todo ello, ratifican que "se sigue constatando una falta de proporcionalidad entre las pruebas y los cargos que persigue la acusación."


Preocupados por un juicio justo

Más allá de las cuestiones propias de esta novena semana, los observadores cierran el informe reiterando su preocupación por tres aspectos genéricos del juicio que considera "preocupantes, a efectos del desarrollo de un proceso en el marco de la lógica de un juicio justo", según los criterios del TEDH

Destacan, en primer lugar, que "las garantías de incomunicación de los testigos entre sí son inexistentes" porque "todos ellos han podido escuchar y ver las declaraciones de los anteriores". Este aspecto ya había sido denunciado anteriormente.

 

 

También que "las partes aún no saben el calendario completo del juicio" y "el orden en que se practicará la prueba testifical", lo que, consideran, "entorpece la preparación de los interrogatorios y causa un debilitamiento en el ejercicio del derecho de defensa".

En tercer y último lugar, los autores del informe van más allá y hablan de "vulneración del derecho al juez predeterminado por la ley":

"Un último punto destacable radica en el desconocimiento por las partes del criterio de elección de los miembros del Tribunal, que podría representar -junto con la cuestión de la competencia objetiva del propio Tribunal Supremo para enjuiciar los hechos- una vulneración del derecho al juez predeterminado por la ley, teniendo en cuenta que se trata de un tribunal creado 'ad hoc' para este proceso, ante cuyas decisiones no es posible interponer ningún recurso ordinario."

 

 

Interactivo relacionado: Las claves del juicio del "procés"

 

Positivo: poder sentarse junto a las defensas

El informe comienza destacando los aspectos positivos observados por el ITW, que es, básicamente, el hecho de que "desde el inicio de las sesiones (...) los acusados y acusadas puedan sentarse junto a susdefensas letradas".

TEMA:
Juicio "procés"