Junqueras ante el Tribunal Supremo: "Me considero un preso político"

El exvicepresidente acusado de rebelión asegura que ni el independentismo ni el referéndum son delitos
Junqueras ante el Tribunal Supremo: "Me considero un preso político"
Madrid

Junqueras ante el Tribunal Supremo: "Me considero un preso político"

El exvicepresidente acusado de rebelión asegura que ni el independentismo ni el referéndum son delitos
Josep Maria Camps Actualizado
TEMA:
Junqueras ante el Tribunal Supremo: "Me considero un preso político"

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras este jueves en el Tribunal Supremo

El juicio del ‘procés' llega este jueves a su tercer día y por primera vez, se ha empezado a escuchar la voz de los acusados. Ha sucedido justo después de que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, haya expuesto cuáles de las demandas previas de las defensas ha aceptado y cuáles no.

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, es el primero de los doce acusados que han empezado a responder las preguntas de su abogado, Andreu Van den Eynde. 

Antes de iniciar la sesión se ha sabido que Junqueras no respondería a ninguna de las acusaciones, ni a la Fiscalía ni a la Abogacía del Estado ni a Vox.


"Un preso político"

Junqueras ha iniciado su intervención asegurando que se encuentra en una situación de indefensión porque se lo juzga por sus ideas, y se ha definido como un preso político:

"Entiendo que estoy en un juicio político y también que soy un representante electo y me debo a mis votantes; no contestaré a las preguntas de las acusaciones." 

"Soy diputado y candidato a las elecciones europeas, fui alcalde de Sant Vicenç dels Horts, vicepresidente del Govern de la Generalitat, cargo del que fui cesado por el 155, y en estos momentos me considero un preso político."   

Lo ha argumentado diciendo que los actos de los que se le acusa no son delitos:

"Nada de lo que hemos hecho es delito. Nada, absolutamente nada. Votar en un referéndum no es delito, trabajar para la independencia no es delito. Estoy absolutamente en desacuerdo con las argumentaciones de la acusación: si nada de lo que hemos hecho es delito, y considero que no lo es, los argumentos de las acusaciones no se sustentan."

Al inicio de la declaración, el exvicepresidente ha criticado que no se disponga de traducción simultánea y ha anunciado que hablaría en castellano "tras un año y medio de silencio forzado":

"Quisiera hacer una pequeña reflexión, de contenido lingüístico: la traducción consecutiva no es muy práctica, no facilita que podamos hablar cada uno en nuestra lengua materna. En cualquier caso, para mí es un placer hablar en castellano, porque me da la oportunidad de dirigirme al conjunto de la ciudadanía española, después de un año y medio de silencio forzado."

 

 

"Federalista" y "europeísta"

En las respuestas a su abogado, Junqueras ha ido desgranando su carrera política en Cataluña y en Europa, y se ha definido como plenamente federalista y europeísta:

"Pertenezco a ERC, un partido con 88 años de historia que siempre ha luchado por las libertades, la justicia social y la igualdad de oportunidades, que defiende la independencia de Cataluña y que no tiene ningún caso de corrupción."

 "He formado parte del Grupo Verde del Parlamento Europeo, que es el grupo más federalista y más europeísta del Parlamento, porque defendemos una Europa federal y esto es perfectamente compatible con todas mis palabras y mis actos."

El exvicepresidente acusado de rebelión ha asegurado que el derecho de autodeterminación se ha aplicado muchas veces, promovido por democracias occidentales:

"El derecho de autodeterminación ha sido aplicado en innumerables ocasiones, bajo el apadrinamiento de los EE.UU., en buena parte de Europa. Ha sido aplicado en democracias occidentales o en democracias de tipo liberal tan consolidadas como Suecia respecto a Noruega, Dinamarca respecto Islandia, el Reino Unido..."

 

"La silla de enfrente siempre ha estado vacía"

Respecto al conflicto político en Cataluña, Junqueras ha hecho un repaso histórico desde el 2006, cuando se aprobó el nuevo Estatuto catalán, y ha recordado la campaña de recogida de firmas del PP "contra Cataluña", y la sentencia del Tribunal Constitucional del 2010, que recortó algunos de los aspectos importantes del Estatuto, algunos de ellos, ha comentado, están en otros estatutos de autonomía y siguen vigentes.

Según Junqueras, los intentos de los partidos soberanistas catalanes de negociar con la administración central una solución política han fracasado porque no ha habido interlocutores válidos:

"Resulta de una ironía casi cruel que aquellos que se niegan a dialogar sistemáticamente acusen a aquellos que quieren dialogar de practicar la retórica."

"¿Y cuál es la circunstancia? Que nosotros intentamos sentarnos en una mesa de diálogo, y la silla de enfrente siempre está vacía. Siempre está vacía, siempre, y (la otra parte) traslada su responsabilidad política a los tribunales.".

"La pregunta es: la silla de Suecia ante las peticiones de Noruega, ¿Estuvo vacía? No. ¿Y la silla de Dinamarca ante las propuestas de Islandia? No. ¿Y la del Reino Unido ante las preguntas de Escocia, vacía? Y la respuesta vuelve a ser no."

Junqueras ha afirmado que "una parte relevante" de Cataluña apoya el proyecto independentista:

"No hay duda de que las reivindicaciones eran una pretensión de una parte relevante de la sociedad. Incluso habrá quien piense que somos pocos. Pero segurísimo que esto no se resuelve poniendo a la gente en la cárcel"

 

El abogado de Oriol Junqueras, Andreu Van den Eynde, formulándole preguntas durante la sesión de este jueves

El independentismo nunca ha sido violento

Respecto a la violencia de la que se acusa al proceso independentista, Junqueras ha afirmado que esta acusación es falsa, y ha apelado al relato de los medios internacionales:

"Las movilizaciones en Cataluña siempre han sido pacíficas. Lo dicen los medios de comunicación de todo el mundo."

Junqueras ha afirmado que el independentismo no es delito, ni tampoco hacer un referéndum, y ha añadido que esto se sacó expresamente del Código Penal:

"La independencia de Cataluña no solo es legítima. ¿Dónde pone que trabajar de forma pacífica por la independencia de Cataluña sea delito? No sale en ninguna parte. En ninguna parte. ¡No es un delito!"

"Nada de lo que hemos hecho es delito, celebrar un referéndum no es delito. No está en el Código Penal. El legislador lo sacó explícitamente del Código Penal. Trabajar pacíficamente por la independencia de Cataluña no es un delito. Nada de lo hemos hecho es un delito."

"Impedir por la fuerza que la gente vote, eso sí es un delito."

 

"Persecución de la disidencia política"

Oriol Junqueras ha destacado que el Tribunal Constitucional ha anulado incluso los intentos de hablar sobre las opciones del independentismo:

"Ni siquiera el PP se opuso a una comisión de estudio en el Parlament de Cataluña que después fue rechazada por el TC, hecho que, desde mi punto de vista, vuelve a demostrar que estamos ante una situación de persecución de las ideas, de la diferencia política, de la disidencia política."


"Lo seguiremos intentando sea cual sea el resultado de este proceso"

El exvicepresidente ha invocado lo que dicen los tratados internacionales sobre situaciones similares a la de Cataluña, y ha asegurado que el juicio no moverá el independentismo de sus objetivos ni de sus métodos:

"La aplicación del principio democrático recogido en los tratados internacionales establece que cuando hay una reivindicación ciudadana reiterada en el tiempo, pacífica, significativa en aquella comunidad, se le debe dar una salida política, que es lo que nosotros hemos intentado, intentamos e intentaremos siempre."

"Siempre lo hemos intentado y lo seguimos intentando, incluso sentados ante este tribunal y ante las acusaciones que se nos hacen, y lo seguiremos intentando sea cual sea el resultado de este proceso."

 

"Amo a España"

El exvicepresidente de la Generalitat acusado de rebelión ha afirmado que ama a España y lo que busca es "un reconocimiento entre iguales":

 "Si me lo permiten, yo, en muchas ocasiones, en sede parlamentaria, y fuera, en muchas ocasiones, ya he dicho que amo a España, que amo a la gente de España y a la cultura española. Lo he dicho muchas veces. Porque es verdad."

"¿Cómo es compatible esto con el hecho de que yo sea un republicano catalán? Pues porque estoy convencido de que la mejor manera de conservar esta convivencia y estas buenas relaciones es, precisamente, con un reconocimiento entre iguales, que sea el fruto de la voluntad democrática - si así lo es- por parte de los ciudadanos."

 "Y si no fuera así, pues nosotros lo respetaríamos. Como siempre. Siempre. Porque hemos perdido en multitud de ocasiones. ¿O no? Hemos perdido en muchas ocasiones. ¿Y qué hemos hecho? Respetar siempre"

"Lo que hacemos es, pacífica y simpáticamente -si se me permite-, construir un proyecto político que sea capaz de generar una mayoría democrática a su alrededor. Es que las urnas suelen ser una solución, no son la única solución, pero son imprescindibles en cualquier solución."

 

 

Acusado de rebelión, sedición, organización criminal y malversación

Oriol Junqueras es el procesado para quien se piden las penas más altas: la Fiscalía pide 25 años por rebelión y malversación de fondos públicos; la Abogacía del Estado, 12 años por sedición y malversación, y Vox, 74 años, por rebelión, organización criminal y malversación.

Las acusaciones lo señalan como uno de los principales promotores del referéndum, desde el Parlament y el govern, y también de acciones sociales, y argumentan que su departamento controló la preparación y ejecución de la votación.

Encarcelado desde el 2 de noviembre de 2017, se encarga de la defensa el abogado Andreu Van den Eynde.

 

Después de Junqueras, es el turno de Joaquim Forn

Cuando finalice el interrogatorio de Oriol Junqueras está previsto que llegue el turno del exconseller de Interior, Joaquim Forn.

Para Forn, también en prisión preventiva desde el 2 de noviembre de 2017, la Fiscalía del Supremo pide 16 años de prisión, por rebelión y malversación.

La petición de la Abogacía del Estado es de 11 años y 6 meses por sedición y malversación. Vox, tal y como hace con Junqueras, quiere que se le condene a 74 años de prisión por rebelión, organización criminal y malversación.

Tanto la Fiscalía como la Abogacía consideran que su papel era asegurar el apoyo de los Mossos d'Esquadra en el referéndum.

El abogado de Forn es Xavier Melero.

 

TEMA:
Juicio "procés"

NOTICIAS RELACIONADAS